The Nuffield Early Language Intervention Programme (NELI). Un programa validado empíricamente para mejorar el lenguaje oral de niños con dificultades en el ámbito escolar

Sabemos que diferentes habilidades relacionadas con el lenguaje oral inciden directamente, ya a edades tempranas, con el posterior desarrollo de aspectos como la lectura precisa y fluida de palabras (Hulme et al., 2015), la comprensión lectora (Hjetland et al., 2020) y el desarrollo de las habilidades de numeración (Hornburg et al., 2018). Por todo ello, programas que muestren evidencia empírica para desarrollar el lenguaje oral en el ámbito escolar de los niños que muestren dificultades en su desarrollo pueden ser interesantes. 

The Nuffield Early Language Intervention Programme (NELI). Una aplicación reciente

West et al. (2021) publicaron recientemente un enorme trabajo llevado en el Reino Unido para vali
dar el programa NELI, centrado en la mejora del lenguaje oral en niños que muestran un pobre desarrollo del mismo. Participaron 238 clases de primer grado (los niños tenían 5 años de media) pertenecientes a 193 escuelas. 5879 niños fueron sometidos a un proceso de cribado relativo a sus habilidades de lenguaje oral que medía 4 habilidades: lenguaje expresivo, lenguaje receptivo, repetición de frases y comprensión oral de textos. 1173 niños fueron seleccionados para recibir el programa NELI por las bajas puntuaciones obtenidas. De ellos, 571 niños fueron aleatoriamente asignados a un grupo control que no recibió la intervención y cuyo desarrollo fue monitorizado. Otro grupo de 569 niños fue aleatoriamente asignado al grupo experimental para recibir el programa NELI durante 20 semanas. Los grupos estaban contrabalanceados en edad, género y medidas obtenidas en una posterior evaluación del lenguaje oral, más extensa, que fue llevada a cabo.

Características del programa

El programa NELI se llevó a cabo durante 20 semanas y su implementación conllevó que cada niño recibiera un total de 37 horas de intervención (se programaron 57 sesiones en pequeño grupo de 30 minutos cada una y 37 sesiones individuales de 15 minutos cada una). La intervención estaba compuesta por los siguientes bloques:

- Vocabulario: se instruía directamente el vocabulario por campos semánticos y se transferían múltiples exposiciones de las palabras en diversos contextos con muchas repeticiones y revisiones periódicas. 

- Habilidades narrativas: los niños debían emplear el vocabulario previamente instruido en la narración de historias cortas poniendo el foco en la adquisición de habilidades gramaticales y en conectar activamente diferentes partes del discurso.

- Comprensión auditiva: se involucraba a los niños en actividades que incorporaban la escucha activa de historias incorporando actividades que incorporaban rimas o discriminación auditiva.

-Conciencia fonémica: durante las últimas semanas se instruían los sonidos de las letras y se practicaban habilidades clásicas metafonológicas relacionadas con la capacidad de integrar y segmentar los fonemas que componen las palabras  

Resultados

Los autores reportaron que, en ese breve espacio de tiempo, los niños mejoraron su lenguaje oral respecto al grupo control de forma significativa tanto en medidas distales estandarizadas (d=.26 en una medida conjunta de los diferentes test empleados) como en medidas proximales usadas para el cribado (d=.32). Los autores se muestran satisfechos de cumplir en un corto periodo de tiempo con el estándar establecido por What Works Clearinghouse (2014) que establece que, por lo general, tamaños de efecto superiores a .25 pueden ser “sustantivamente importantes”.

Uno de los aspectos más importantes de este trabajo es que los resultados parecieron ser mayores cuánto más débiles eran las habilidades de lenguaje oral de las que partían los niños. Además, fue igualmente efectivo para niños que partían de contextos donde el inglés no era la primera lengua. 

No es la primera vez que se aplica con éxito el programa NELI que ya había sido llevado a la práctica con tamaños de efecto similares anteriormente (Fricke et al., 2017). 

Conclusiones

Este programa supone un buen ejemplo de cómo generar e implementar a gran escala proyectos que mejoren la calidad de vida de muchos niños, poniendo el foco en las habilidades clave a desarrollar a edades tempranas. Sobre el lenguaje oral se construyen muchos de los aprendizajes clave para el éxito escolar. Contar con programas validados en diferentes contextos para ayudar en su desarrollo a aquellos niños que más lo necesitan es una buena forma de velar por la equidad y la igualdad de oportunidades.

Referencias 

Fricke, S., Burgoyne, K., Bowyer‐Crane, C., Kyriacou, M., Zosimidou, A., Maxwell, L. y Hulme, C. (2017). The efficacy of early language intervention in mainstream school settings: a randomized controlled trial. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 58(10), 1141-1151.

Hjetland, H. N., Brinchmann, E. I., Scherer, R., Hulme, C. y Melby-Lervåg, M. (2020). Preschool pathways to reading comprehension: A systematic meta-analytic review. Educational Research Review, 30, 100323.

Hornburg, C. B., Schmitt, S. A., y Purpura, D. J. (2018). Relations between preschoolers’ mathematical language understanding and specific numeracy skills. Journal of experimental child psychology, 176, 84-100.

Hulme, C., Nash, H. M., Gooch, D., Lervåg, A., y Snowling, M. J. (2015). The foundations of literacy development in children at familial risk of dyslexia. Psychological science, 26(12), 1877-1886.

West, G., Snowling, M. J., Lervåg, A., Buchanan‐Worster, E., Duta, M., Hall, A. y Hulme, C. (2021). Early language screening and intervention can be delivered successfully at scale: evidence from a cluster randomized controlled trial. Journal of Child Psychology and Psychiatry.

What Works Clearing House. (2014). Procedures and standards handbook.

Comentarios

Nº de visitas a este Blog