Dos problemas secundarios a largo plazo en niños con dificultades en la legibilidad y la fluidez de la escritura. La importancia de la prevención

i, desde una perspectiva socrática, la falta de conocimiento es el único mal del que todos debemos librarnos, puede sernos de utilidad comprender las consecuencias a largo plazo que puede tener un niño con dificultades para desarrollar una letra legible y fluida. Santangello y Graham (2016), en su reciente metaanálisis, documentan dos que, en su opinión, deben ayudarnos a dar la adecuada relevancia a estas dificultades. 

1. Los problemas en el desarrollo de una letra legible y fluida menoscaban la calidad del mensaje.

Los niños con mala letra no sólo presentan escritos menos legibles sino que, además, sus dificultades detraen riqueza al mensaje escrito. Se ha documentado que, en ortografías opacas las habilidades de transcripción llegan a ser el mejor predictor de la calidad de la redacción de los estudiantes de los grados superiores (Graham y Harris, 2000).  Esto parece deberse a que los niños gastan tantos recursos cognitivos en la elaboración de la grafía que apenas les restan para la aplicación de sus conocimientos en la elaboración del mensaje. Lo explica de forma genial Graham (2009) con su metáfora de la máquina de escribir china, que copio aquí textualmente:

"Imagina que te han pedido que escribas algo con una máquina de escribir china. Es un máquina muy complicada, que contiene unos 6.000 caracteres. Las velocidades máximas de escritura son 11 caracteres por minuto, por lo que no tendrás esperanzas de escribir lo suficientemente rápido para mantenerte al día con tus pensamientos. Cada vez que tengas que buscar el siguiente símbolo, tu memoria se verá afectada. aún más, resultando en el olvido de más ideas. El acto de escribir precisa recursos cognitivos exigentes para la planificación, evaluación y la nitidez del texto que, sin embargo, se desvían a simplemente transcribirlo (pp.20)".

2. El efecto presentación

Hay evidencias sólidas de que aspectos ajenos al contenido y la calidad del mensaje, como la calidad del trazo de las letras, influyen en los juicios de los lectores sobre la calidad de las ideas en un texto escrito. En un trabajo relativamente reciente Graham et al. (2011) documentaron que una versión con una letra irregular de otro artículo que tenían, exactamente, el mismo contenido mostraba puntuaciones en su evaluación sistemáticamente más bajas (encontraron un tamaño de efecto de -1.03).

Conclusiones y necesidad de respuesta

Estas dificultades en el desarrollo de la grafía, más que una mera anécdota, parecen menoscabar la calidad de vida de los niños que las presentan. Siendo, quizá conscientes de ellas podremos dar la necesaria importancia a abordarlas tempranamente. 

Contamos con metaanálisis que indican que las intervenciones muestran tamaños de efecto de .59 para le mejora de la legibilidad y de .63 para la mejora de la fluidez en intervenciones bien fundamentadas. Programas específicos como el de Jones y Christensen (1999), muy replicados posteriormente, pueden ser de utilidad y están validados con niños con problemas en el desarrollo de la grafía. 

Referencias

Graham, S. (2009). Handwriting still counts. American Educator, 33, 20-27

Graham, S., Harris, K. R., & Fink, B. (2000). Is handwriting causally related to learning to write? Treatment of handwriting problems in beginning writers. Journal of educational psychology, 92(4), 620.

Graham, S., Harris, K. R., & Hebert, M. (2011). It is more than just the message: Presentation effects in scoring

writing. Focus on Exceptional Children, 44(4), 1–12.

Jones, D., & Christensen, C. A. (1999). Relationship between automaticity in handwriting and students’ ability

to generate written text. Journal of Educational Psychology, 91, 44-49

Santangelo, T., & Graham, S. (2016). A comprehensive meta-analysis of handwriting instruction. Educational Psychology Review, 28(2), 225-265.

Comentarios

Nº de visitas a este Blog