La importancia de intervenir a edades tempranas en las dificultades específicas en el aprendizaje de la lectura. El estudio longitudinal de Blachman et al. (2014) y los efectos que persistían después de una década

Las revisiones indican que los efectos de la intervención en niños que muestran dificultad en la lectura precisa y fluida de palabras son especialmente eficaces a edades tempranas, reduciéndose, a día de hoy, los tamaños de efecto encontrados en los cursos superiores (Scammacca et al., 2015). Sin embargo, igualmente importante es el hecho de que los efectos de la intervención a edades tempranas se mantengan con el paso del tiempo.

Uno de los trabajos más interesantes, por sus diez años de seguimiento, es el de Blachman et al. (2014). El trabajo comenzó una década antes (Blachman et al., 2004), con una intervención en una muestra aleatorizada de niños escolarizados en los grados segundo y tercero de la enseñanza elemental, contando el trabajo con un grupo control. La intervención tuvo una duración de 105 horas repartidas en 8 meses. Incluía instrucción directa del principio alfabético, conexión explícita de la fonología con el reconocimiento de patrones ortográficos mayores, junto a actividades de exposición a textos narrativos para la mejora de la fluidez y la comprensión.

Los resultados, expuestos en el gráfico, indican las puntuaciones compuestas obtenidas en el Gray Oral Reading Test (GROT) en relación a medidas de precisión, fluidez y comprensión.

Al finalizar la intervención los niños que habían recibido la intervención mostraban amplias mejoras en precisión, fluidez y comprensión lectora. Los tamaños de efecto en la mejora de la precisión fueron enormes (1.69). Los efectos en precisión y fluidez se mantenían un año después, disminuyéndose las diferencias respecto a la comprensión (quizá más influida por otras habilidades no abordadas en la intervención, como el vocabulario o el razonamiento verbal).

A los 10 años los tamaños de efecto encontrados en la precisión en la lectura de palabras entre el grupo experimental y el grupo control seguían siendo moderados (0.5). Las diferencias en fluidez eran mucho más pequeñas pero aún seguían siendo significativas. No había diferencias significativas en la comprensión para ambos grupos.



Estos resultados indican que las intervenciones a edades tempranas, que aborden mediante una instrucción explícita la metafonología y el principio alfabético, podrían dar lugar a mejoras en el reconocimiento preciso y fluido de palabras que persistieran y fueran medibles 10 años después. Razón de más, en octubre, el mes de la dislexia, para poner el foco y los recursos en la prevención, tal y como indica la revisión especializada de los datos de los que disponemos (Fletcher et al., 2019).

Blachman, B. A., Schatschneider, C., Fletcher, J. M., Francis, D. J., Clonan, S. M., Shaywitz, B. A., & Shaywitz, S. E. (2004). Effects of intensive reading remediation for second and third graders and a 1-year follow-up. Journal of Educational Psychology, 96(3), 444.

Blachman, B. A., Schatschneider, C., Fletcher, J. M., Murray, M. S., Munger, K. A., & Vaughn, M. G. (2014). Intensive reading remediation in grade 2 or 3: Are there effects a decade later?. Journal of educational psychology, 106(1), 46.

Fletcher, J. M., Lyon, G. R., Fuchs, L. S., y Barnes, M. A. (2019). Learning disabilities: From identification to intervention. New York: The Guildfor Press.

Scammacca, N. K., Roberts, G., Vaughn, S., & Stuebing, K. K. (2015). A meta-analysis of interventions for struggling readers in grades 4–12: 1980–2011. Journal of learning disabilities, 48(4), 369-390.

Comentarios

Nº de visitas a este Blog