Las consecuencias de la dislexia en la adaptación y el desarrollo de los niños que la presentan

Respecto a la dislexia, en ocasiones, además de indagar sobre la mejor manera de alcanzar nuestros objetivos (actuaciones con evidencia empírica, diseños de intervención, materiales...) conviene reflexionar sobre la relevancia social de los mismos. ¿Cuál es el impacto que la dislexia tiene en el desarrollo de muchos niños y niñas? ¿Por qué hay que apostar por prácticas e intervenciones eficaces y sistemas de detección basados en la evidencia? La investigación también puede alumbrarnos en este sentido.

Wilcutt et al. (2007) trataron de medir el impacto que la dislexia tiene en el desarrollo de los niños y niñas mediante un estudio longitudinal que duró 5 años (véase foto). Los datos obtenidos distinguen cuando la dislexia se presenta aislada de cuando se presenta también junto.a un diagnóstico de TDAH. Esto fue lo que el estudio encontró en todas las condiciones:
- Mayor daño académico (menores calificaciones).
- Mayores retenciones en la escuela (cursos repetidos).
- Mayor daño social (menos relaciones interpersonales satisfactorias).
- Mayor daño ocupacional (menor tasa de ocupación/empleo de menor calidad)
- Mayores problemas con el sistema judicial.

Los datos de Wilcutt et al. (2007) señalan con datos sólidos las las dificultades adaptativas que conlleva la dislexia,(en mayor medida cuando se presenta junto al TDAH, pero también cuando se presenta sola).

Otros datos de interés que señalan la magnitud del problema tienen que ver con la subrepresentación de las personas con dislexia en los estudios superiores (Stampoltzis y Polychronopoulou, 2008) o con las atribuciones erróneas del público general sobre esta dificultad. Según datos del National Center for Learning Disabilities (2014) estas dificultades suelen atribuirse erróneamente a problemas relacionados con la falta de actitud,problemas de desarrollo cognitivo general o a un mal ambiente en el hogar del niño.

Importante
Dichos datos representan un cuadro general y, en ningún caso, pueden predecir el futuro de todos y cada uno de los niños y niñas con dislexia, muchos de los cuales se encuentran maravillosamente adaptados. Pero sí deben servir para tomar conciencia del problema general y llevar a las aulas las prácticas más eficaces (que las hay), seguir aportando recursos a la investigación y, en definitiva, desarrollar actuaciones que cuiden y arropen el desarrollo de estos niños y niñas.

Referencias

National Center for Learning Disabilities. (2014). The state of learning disabilities: Facts, trends and emerging issues. New York: National center for learning disabilities, 25, 2-45.

Stampoltzis, A., & Polychronopoulou, S. (2008). Dyslexia in Greek higher education: A study of incidence, policy and provision. Journal of Research in Special Educational Needs, 8(1), 37-46.

Willcutt, E. G., Betjemann, R. S., Pennington, B. F., Olson, R. K., DeFries, J. C., & Wadsworth, S. J. (2007). Longitudinal study of reading disability and attention‐deficit/hyperactivity disorder: Implications for education. Mind, Brain, and Education, 1(4), 181-192.

Comentarios

Nº de visitas a este Blog