50 años de investigación en dificultades específicas de aprendizaje. Principios generales de intervención

El pasado año, seis de los principales investigadores en dificultades específicas de aprendizaje escribieron un estupendo artículo que revisaba los 50 años de investigación desde su inclusión en el marco legal estadounidense en el año 1968 (Grigorenko, Compton, Fuchs, Wagner, Wilcutt & Fletcher, 2019).

Las dificultades específicas de aprendizaje son problemas de origen neurobiológico que afectan a ámbitos concretos del aprendizaje. Los autores distinguen dificultades específicas en reconocimiento preciso y fluido de palabras (que según los propios autores responde a la denominación tradicional de dislexia), en la comprensión lectora, en la escritura (tradicionalmente disgrafía) y las matemáticas (tradicionalmente discalculia). Dichas dificultades son enormemente comórbidas entre ellas, tienen una gran prevalencia y no se explican por factores contextuales.

Lo más interesante es que los autores establecen una serie de principios generales, basados en la investigación, que deben tenerse en cuenta para llevar a cabo intervenciones eficaces en dichas dificultades. Son los siguientes:

1. La instrucción debe ser directa y explícita. El profesional debe establecer objetivos claros, concisos y debe explicitar los pasos para alcanzarlos. En palabras textuales de los autores: "hay escasa evidencia de que las aproximaciones constructivistas o de aprendizaje por descubrimiento sean efectivas en el abordaje de las dificultades específicas de aprendizaje".

2. La intervención es individualizada y requiere que se monitorice con medidas objetivas como el niño responde (evoluciona) respecto a la misma.

3. La intervención es comprensiva y diferenciada. Esto quiere decir que si, por ejemplo, el niño tiene dificultades para leer de forma precisa y fluida la intervención debe ser capaz de ahondar en los procesos cognitivos dañados en dicha tarea (por ejemplo, los procesos fonológicos) para aplicar intervenciones eficaces (por ejemplo, la instrucción de las reglas de conversión grafema-fonema en niños con problemas para su automatización).

4. La dificultad y la intensidad de la intervención deben ir ajustándose a la respuesta del niño. Para esto suele ser interesante crear criterios de logro (por ejemplo: 85%de éxito) en las tareas previstas e ir incrementando la dificultad.

5. Debe priorizarse la intervención a edades tempranas. En el caso de la lectura se han reportado evidencias de que la intervención es el doble de efectiva a los 5 que a los 7 años (Lovett et al., 2017).

6. Las intervenciones deben abordar y trabajar los aspectos de dominio específico (reconocimiento automático de palabras, manipulación y representación de las cantidades, mejora de los procesos de escritura manual...). Entrenamientos cognitivos de dominio general no se han mostrado efectivos para la reducción de las dificultades de niños con dificultades especificas de aprendizaje (como los programas de entrenamiento para la mejora de la memoria de trabajo) (Melby-Lervag et al., 2016). Además, en palabras de los autores: "ejercicios físicos, entrenamiento optométrico y otras intervenciones propuestas que no implican relación con la lectura o las matemáticas son ineficaces".

Estos principios generales ayudarían a enfocar las intervenciones. El siguiente paso, en un grado menor de abstracción, debería consistir en la revisión sistemática de la investigación que describe el abordaje diferenciado y eficaz para cada una de las diferentes dificultades específicas de aprendizaje.

Referencia

Grigorenko, E. L., Compton, D. L., Fuchs, L. S., Wagner, R. K., Willcutt, E. G., & Fletcher, J. M. (2019). Understanding, Educating, and Supporting Children With Specific Learning Disabilities: 50 Years of Science and Practice. American Psychologist. Advance online publication.
http://dx.doi.org/10.1037/amp0000452.

Melby-Lervåg, M., Redick, T. S., & Hulme, C. (2016). Working memory training does not improve performance on measures of intelligence or other measures of “far transfer” evidence from a meta-analytic review. Perspectives on Psychological Science, 11(4), 512-534.

Comentarios

  1. Interesante articulo, me gustaría tener un poco de orientación, ya que estoy por empezar un curso fp a distancia y quiera saber sus opiniones sobre este tipo de cursos.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Nº de visitas a este Blog