Catch up numeracy. La intervención multi-componente de Ann Dowker para niños con dificultades en el aprendizaje de las matemáticas.

En el año 2013, Holmes y Dowker presentaron una intervención multi-componente para niños que mostraban dificultades en el aprendizaje de las matemáticas. Por su sencilla estructura, su alto impacto en el aprendizaje con relativamente poco tiempo de intervención y su innovador diseño, esta intervención ha llamado la atención de muchos profesionales que trabajan con estos niños.
En concreto, dicha intervención fue llevada a cabo con 440 niños, de una media de edad de 8,8 años. La investigación formó tres grupos: 348 niños recibieron la intervención diseñada por Holmes y Dowker, 50 niños recibieron una intervención tradicional por parte de un profesor de apoyo (no se aportan más datos de dicha intervención) y 42 niños no recibieron intervención.

Descripción de la intervención:
La intervención diseñada por Holmes y Dowker (2013) tiene algunos puntos clave en cuanto a su construcción teórica. En primer lugar, establece un modelo multi-componente (discutido por otros investigadores), no jerárquico, para abordar las dificultades en matemáticas. Los autores entienden que estos componentes no dependen causalmente unos de otros, y que las dificultades pueden presentarse de forma heterogénea en ellos. Esto es, unos niños mostrarán dificultades en unos componentes y algunos niños en otros. Esto va en consonancia con los modelos recientes, más heterogénos, que abordan las dificultades en el aprendizaje de las matemáticas (Kucia y Von Aster, 2015). Dichos componentes son:
  • Hechos numéricos: recordar, aplicar y automatizar hechos numéricos comunes como 6+3=9, 7-2= 5...
  • Hechos numéricos derivados: por ejemplo hechos derivados que ellos llaman "n+1" (si 3+5=8, 3+6=¿?).
  • Problemas verbales: narrar a los niños historias verbales y que ellos resuelvan si son problemas de adición, sustracción...
  • Estimación: resolver problemas estimando el resultado.
  • Decenas/centenas/unidades: comparar números grandes y pequeños, añadir decenas y unidades, sustraer decenas y unidades.
  • Traducción/conversión: pasar de objetos a números, de números a objetos, relacionando, en definitiva, símbolo, cantidad y nombre de los números.
  • Conteo: contar hacia delante y hacia atrás, trabajar los principios de conteo...
  • Lectura y escritura: trabajar la lectura y escritura de números (tanto cifras como palabras).

Lo interesante de la propuesta de Holmes y Dowker es que la intervención partía de una evaluación inicial donde se evaluaba cada uno de los componentes y, posteriormente, se ofrecía una respuesta educativa específica en aquellos componentes donde el niño/a mostraba más dificultades.
Implementación de la intervención:
La intervención consistió en dos sesiones de 15 minutos por semana. Se partía de las siguientes directrices:
  • Sólo se podría trabajar un componente por sesión.
  • La sesión incluiría números que estuvieran dentro del rango que los niños controlaban en ese momento.

Cada sesión de 15 minutos se dividía en tres partes:
  • Introducción (3 minutos). Se recordaba al niño lo que había conseguido en la sesión anterior y qué debía alcanzar en la siguiente.
  • Actividad (6 minutos). Se trabajaba el componente de intervención previsto.
  • Memorización vinculada (6 minutos). Se ayudaba al niño a reflexionar sobre las tareas numéricas que había hecho, los pasos que había seguido, relacionando la actividad con otras anteriores y asistiéndolo para que fuera capaz de reelaborarlo y comunicarlo.

Resultados
Para la valoración de los resultados se emplearon medidas estandarizadas, aplicando una prueba psicométrica llamada Basic Number Screening Test (Gillham y Hesse, 2001). Entre otras medidas se estimaron las "ganancias de ratio" (los meses ganados en la edad matemática de los sujetos divididos por la duración de la intervención en meses). Como puede verse en el gráfico de la imagen la intervención diseñada por Holmes y Dowker presentó ganancias de ratio muy superiores a las presentadas por el grupo que recibió otra intervención y también respecto al grupo que no recibió intervención.

Conclusiones
Intervenciones multi-componente, no jerárquicas, que evalúan el desempeño específico en cada uno de los componentes en lugar de aplicar intervenciones generalizadas, parecen poder generar un alto impacto en el aprendizaje de los alumnos con dificultades en el aprendizaje de las matemáticas. Quedamos a la espera de otros grupos de investigación que puedan replicar estos trabajos y aportar más evidencias en diferentes contextos.

Referencias
Holmes, W., & Dowker, A. (2013). Catch up numeracy: a targeted intervention for children who are low-attaining in mathematics. Research in Mathematics Education, 15(3), 249-265.

Comentarios

Nº de visitas a este Blog